Benidorm reduce la deuda con los bancos hasta los 63 millones, mejorando en más de 11 las previsiones plan de ajuste

0
0
Benidorm reduce la deuda con los bancos hasta los 63 millones, mejorando en más de 11 las previsiones plan de ajuste

La deuda se sitúa ahora en el umbral fijado para finales de 2017
El Ayuntamiento prorroga el presupuesto mientras trabaja en las cuentas para este ejercicio

El Ayuntamiento de Benidorm ha cerrado el ejercicio económico 2016 reduciendo la deuda con los bancos hasta los 63,2 millones de euros, mejorando así en 11,7 millones las previsiones del plan de ajuste aprobado hace cuatro años, según han informado en rueda de prensa el alcalde, Toni Pérez, y la concejala de Hacienda, Lourdes Caselles.

Según los datos trasladados por ambos, el plan de ajuste establecía que la deuda viva del Ayuntamiento a 31 de diciembre de 2016 debía ser de 74,9 millones de euros. No obstante, “la realidad es que a esa fecha la deuda es de 63.210.751,29 euros”. El alcalde ha remarcado que este dato supone conseguir con un año de antelación el objetivo de deuda fijado por el plan de ajuste para finales de 2017, mejorando además esas cifras. “Benidorm –ha señalado- tenía que cerrar el próximo año con una deuda viva de 63,9 millones de euros, 700.000 euros superior a la que tenemos ahora”.

Con estos datos en la mano, Pérez ha adelantado que “el horizonte mínimo” que se fija el gobierno local es terminar el año 2017 rebajando la deuda a 53,4 millones de euros, “es decir, 10 millones por debajo de lo que preveía el plan de ajuste para esa misma fecha”.

El alcalde ha incidido en que estas cifras son “la realidad de una gestión, que está certificada por los técnicos”, y ha valorado el hecho de que la amortización de la deuda por encima de las previsiones se ha hecho sin renunciar a la inversión municipal en cuestiones tan relevantes como la escena urbana y la accesibilidad.

En la misma comparecencia, el alcalde ha informado que hoy se ha firmado el decreto de prórroga del presupuesto municipal de 2016. Una prórroga que estará vigente hasta la aprobación de las cuentas de 2017. Pérez ha indicado que el presupuesto prorrogado asciende a 86,4 millones de euros, al no contemplar el capítulo de inversiones, que como en toda prórroga “queda afectado”.

Sobre el presupuesto de 2017, Pérez ha recordado que el borrador todavía no está terminado debido a diversos “condicionantes”, como conocer la cantidad exacta que deberá destinar el Ayuntamiento a la compra de agua o varios parámetros de la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

Según el alcalde, “Benidorm plantearía un presupuesto descuadrado” si confeccionara las cuentas municipales sin atender a estas cuestiones, si bien ha remarcado que las mismas “no son óbice para que los grupos políticos nos trasladen sus propuestas para su inclusión en el presupuesto” y que éstas se estudien y valoren como ya se está haciendo con las trasladadas por el Consejo Vecinal en el marco del Presupuesto Participativo.